El cólico del lactante: conoce el problema y el tratamiento

cólico del lactante
 
El cólico del lactante y se define como el trastorno en el que un niño sano tiene un llanto excesivo en sus primeros meses de vida. Es algo realmente común, que suele empezar en las primeras semanas de vida del niño y que termina a los tres o cuatro meses. En Fisuma podemos diagnosticar y tratar el cólico de lactante sin esperar mucho tiempo, para que no se convierta en algo realmente preocupante para los padres.

¿Cuál es la causa del cólico del lactante?

La etiología del cólico del lactante es multifactorial y a pesar del gran número de trabajos que existen al respecto, su causa exacta se desconoce todavía. Se han propuesto múltiples teorías que pueden agruparse y que probablemente estén relacionadas entre sí.

Cómo se puede detectar el cólico del lactante en Fisuma

Es importante conocer cuántas horas de llanto diarias son las normales en un niño que no tiene el cólico del lactante. Hay diferencia entre los autores, pero suelen ir desde la 1 hora y 6 minutos de media al día hasta las 2 horas y 45 minutos.

Un bebé con cólico de lactante, puede tener varios episodios de llanto al día que pueden oscilar entre varios minutos, media hora, una hora…

Lo característico de los cólicos de lactante es el inicio del llanto repentino y de mucha intensidad, sobre todo por la tarde o por la noche después de las tomas. Otras características son:

  • El bebé encoge las piernas sobre el abdomen y cierra los puños.
  • Tiene la cara enrojecida y el abdomen tenso.
  • Normalmente el llanto es inconsolable.
  • El cólico del lactante termina cuando el bebé se duerme por el cansancio o cuando defeca o pasa el gas.

Cómo hacemos el tratamiento para el cólico del lactante

Hay diferentes causas que pueden ocasionar que nuestro niño o niña sufra de cólico del lactante, desde problemas intestinales con la lactancia, factores psicológicos, estrés, alergias y causas neurales.

En Fisuma trabajamos con pediatras y proponemos un tratamiento, que se establece después de una valoración previa, de entre dos y cuatro sesiones en las cuales:

  • Si es necesario, y según el caso, se puede abordar el tratamiento del nervio vago, que se libera a su salida del cráneo por el agujero rasgado que se encuentra en la parte occipital del cráneo, utilizando técnicas de osteopatía indoloras.
  • Después liberamos la flora intestinal con técnicas de masaje y movilización suaves, indoloras y agradables para el bebé.

El cólico de lactante no solo es un trastorno que afecta a los niños pequeños, sino que también afecta a la vida de toda la familia. Por eso es importante que cuentes con los mejores profesionales para solucionarlo de una forma agradable para el bebé y permanente. Contacta con nosotros si quieres más información sobre el cólico de lactante y así podremos comenzar con el tratamiento, tanto en clínica como en casa, para solucionar el problema por completo es unas dos semanas.

Deja una respuesta