¿Cólico o migraña? - Fisuma Salud
¿Cólico o migraña?

¿Cólico o migraña?

¿Sabías qué? El cólico del lactante es un transtorno típico de los primeros meses de vida del que no se conocen aún las causas. Uno de los grandes desafíos del cólico es que los médicos no saben con certeza qué es y los principales expertos no están de acuerdo sobre qué lo causa. Sin embargo, está surgiendo una nueva teoría interesante que sugiere que el cólico infantil puede ser una forma de migraña “sensible a la edad”.

La relación entre el cólico del lactante y la migraña

La Dra. Amy Gelfand, neuróloga infantil y profesora asistente del departamento de Neurología Clínica y Pediatría de la Universidad de California, ha dirigido un análisis de estudios que examinaron la asociación entre el cólico infantil y la migraña. De manera interesante, a partir de los datos que revisaron la Dra. Gelfand y sus colegas, encontraron que los bebés cuyas madres tenían migraña tenían 2.6 veces más probabilidades de tener cólico.  Otro estudio encontró que los niños o adolescentes con migraña tenían 6.6 veces más probabilidades de haber tenido cólico infantil que los que no tenían migraña.

Si tu bebé tiene cólicos no caigas en los mitos del cólico: “el cólico no es real” o “tu bebé es simplemente difícil o quisquilloso”, es un problema real sobre el que se sigue investigando en todo el mundo por parte de neurólogos infantiles como la Dra. Gelfand y que preocupa a muchas madres a diario.

Soluciones para el cólico del lactante

Una vez revisada la salud de tu bebé para descartar otros problemas, si llora más de tres horas seguidas en 3 o más días a la semana, es muy probable que tenga cólico. Para aliviar los síntomas te recomendamos los siguientes consejos:

  • Prueba con un masaje suave: Es posible que su bebé disfrute de un masaje suave, pero presta atención a la forma en que responde. Puede sentirse sobreestimulado.
  • Haz algo de ruido. A los bebés les gustan los sonidos que les recuerdan los latidos rítmicos del corazón y los suaves ruidos silbantes que escuchan en el útero.
  • Silencio.  Aunque algunos bebés se sienten reconfortados por el movimiento, el ruido y la actividad, pero otros necesitan menos estimulación y responden mejor al silencio, la quietud y la oscuridad.
  • Bañe a su bebé. Un baño caliente en medio del cólico de su bebé podría distraerlo y relajarlo. Algunos bebés se calman con el rocío de una boquilla manual en la espalda. Su bebé puede disfrutar de los pulsos rítmicos del agua caliente, así como del sonido.

La mejor solución es contactar con un profesional como nuestro fisioterapeuta experto en Cólico del Lactante Pablo Martínez de los Ríos que estará encantado de resolver todas tus dudas y ayudarte en el tratamiento de tu bebé

Deja un comentario