1- FISIOTERAPIA INVASIVA (LA EPTE)

La fisioterapia invasiva consiste en el conjunto de técnicas en las que se emplean agujas a través de la piel para aplicar agentes físicos (electricidad, calor…), incluyendo el efecto de la estimulación mecánica de la misma aguja, o para introducir fármacos.

Con la ayuda de la ecografía musculoesquelética, se incrementa la efectividad y seguridad en el tratamiento, ya que permite localizar de manera más precisa la estructura diana, mejorando los resultados de la intervención.

Quizás si mencionamos la fisioterapia invasiva como tal, no se sepa de qué estamos hablando. Pero seguro que si hablamos de deportistas de elite en sus diferentes deportes (como el tenis, fútbol, natación, baloncesto, atletismo, pádel, ciclismo, etc), sabremos que muchos de ellos sufren importantes lesiones y gracias a estas técnicas han vuelto a entrenar y competir.

Si a esto le sumamos la gran evidencia científica que cada día apoya más la utilización de estas técnicas, tenemos un cóctel perfecto que da lugar a una nueva fisioterapia para obtener mejores resultados en muchas lesiones del ámbito deportivo y laboral como son: las roturas musculares, tendinopatías y dolores crónicos y en ocasiones evita cirugías.

TERAPIA INVASIVA-LA EPTE-RESULTADOS SEGUROS EN MENOR TIEMPO.

La Electrólisis Percutánea Terapéutica EPTE® es una técnica innovadora de la fisioterapia mínimamente invasiva. Cuando decimos la palabra “invasiva” nos referimos a que un agente externo (en este caso una aguja) se introduce dentro del cuerpo a una estructura diana previamente monitorizada por el ecógrafo.

En Clínica FISUMA estamos al corriente de las técnicas más innovadoras de la fisioterapia y la continua formación de nuestros fisioterapeutas para ofrecer el mejor servicio.

Para ello, contamos con el dispositivo EPTE® System, el primer equipo de electrolisis percutánea con microcorrientes garantizado con CE sanitario.

En que consiste y cuáles son sus beneficios.

La EPTE® siempre debe ser aplicada por un profesional sanitario, en este caso, un fisioterapeuta. Consiste en la aplicación de una corriente galvánica mediante una aguja de acupuntura directamente sobre el tejido blando dañado, que permite acortar considerablemente el tiempo de tratamiento y mejorar su efectividad.

En FISUMA somos de los primeros centros en Málaga en tener la EPTE II Bipolar System con certificado CE sanitario, que avala los máximos beneficios para la salud.

La EPTE II Bipolar System es un aparato innovador de la fisioterapia y con el podemos realizar 3 tipos de tratamientos diferentes para conseguir resultados seguros muy efectivos, con total seguridad e indoloros.

  • Electrólisis Percutánea Terapéutica (EPTE)

Dentro de las técnicas de fisioterapia invasiva es la más efectiva y revolucionaria para el tratamiento de las tendinopatías. Consiste en la aplicación de una corriente galvánica directamente sobre el tejido dañado, mediante una aguja de acupuntura. Esto provoca una respuesta tisular que favorece la rápida recuperación del tejido.

Es una corriente prácticamente indolora para el paciente, que favorece una rápida recuperación. El tratamiento deberá ir acompañado de ejercicio terapéutico recomendado por el fisioterapeuta.

Está indicado en:

Esta técnica está indicada en un gran número de pacientes, como por ejemplo: deportistas de elite, deportistas amateur, lesiones de trabajo, personas sedentarias, patologías crónicas.

Las aplicaciones más comunes son:

  • Tendón del supraespinoso.
  • Tendón de Aquiles.
  • Tendón rotuliano.
  • Fascia plantar.
  • Epicondilitis.
  • Roturas de fibras.
  • Etc.
  • Neuromodulación Percutánea (NMP)

Es una técnica que siempre realizamos ecoguiada. El proceso es mediante una aguja de punción asociada a una corriente eléctrica de baja frecuencia. A través de dicha corriente eléctrica, buscamos estimular el nervio periférico buscando una respuesta sensitiva o motora.

Con la neuromodulación buscamos disminuir el dolor, restablecer la función del sistema nervioso y mejorar la función neuromuscular.

Dicha técnica está indicada en un gran número de lesiones del sistema musculoesquelético, siendo muchas de ellas difíciles de resolver con las técnicas convencionales de la fisioterapia, como por ejemplo:

  • Patologías segmentarias de la columna vertebral.
  • Inestabilidades articulares.
  • Hernias discales.
  • Dolor crónico.
  • Atrapamientos nerviosos.
  • Tendinopatías.
  • Roturas musculares.

Tenemos que decir que es una técnica con amplio respaldo científico, con una aplicación muy segura gracias a que se hace ecoguiada y unos resultados excelentes, aplicada por fisioterapeutas expertos.

  • Corriente Directa Transcraneal (tDCS).

La estimulación transcraneal por corriente directa (tDCS), es una técnica muy novedosa de neuromodulación cerebral, donde aplicamos una corriente galvánica de baja intensidad directamente sobre el cuero cabelludo, para estimular distintas áreas específicas del cerebro.

Esta técnica la realizamos poniendo un casco de tela elástica sobre la cabeza del paciente, en dicho casco y dependiendo de las áreas corticales del cerebro que queremos estimular, colocamos unos electrodos entre el casco y el cráneo del paciente para aplicar una corriente galvánica a través de dichos electrodos.

Hay que destacar que es una técnica NO INVASIVA E INDOLORA!!

¿Qué beneficios obtenemos?

Con la estimulación transcraneal por corriente directa (tDCS), favorecemos la neuroplasticidad cerebral gracias a un efecto neuromodulador de la excitabilidad neuronal en la zona cerebral de aplicación, reforzando la reorganización de las conexiones neuronales ayudando a una mejora clínica de múltiples patologías.

Como hemos dicho antes es una técnica no invasiva e indolora, que para ver resultados se deberá aplicar en tratamientos de 10 a 15 sesiones en días consecutivos y que además permite su combinación con otras técnicas como es la electrolisis percutánea, neuromodulación percutánea, ejercicio terapéutico, etc. De esta manera podemos trabajar de forma segura, individualizada a cada paciente, acortando los tiempos de recuperación y reduciendo el consumo de medicamentos.

¿Qué aplicaciones tiene?

La estimulación transcraneal por corriente directa (tDCS), tiene un amplio abanico de patologías donde presenta gran evidencia científica, como por ejemplo son:

  • Dolor neuropático crónico.
  • Dolor Crónico
  • Trastornos motores originados por lesiones neurológicas como los derivados de accidente cerebrovascular (ICTUS) u otros.
  • Rehabilitación motora (aprendizaje neuromotor).
  • Migrañas
  • Atención
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Adicciones

Para la correcta aplicación de dicha técnica se requiere una formación específica para conocer los protocoles de cada patología, así como la dosis de corriente a aplicar en cada caso y un dispositivo con Certificado CE Sanitario, como la EPTE II Bipolar System, para hacerlo de forma segura.

En Clínica FISUMA disponemos del material adecuado y estamos en continua formación para aportar el mejor servicio posible a nuestros pacientes.

Deja una respuesta