Fisioterapia en Málaga Centro 689 11 42 53 | 951 76 74 14
Fisioterapia Neurológica

 

En Fisuma somos conscientes en todo momento de la importancia de los padres dentro del tratamiento y por ello siempre deben estar presentes en el. Aparte de acompañar y tranquilizar a los niños, para aprender herramientas fundamentales como son los lavados nasales, básicos para la eliminación de los mocos.

 

Fisioterapia Neurológica Infantil Asma

Centro de Fisioterapia y Salud en Málaga

Fisioterapia Respiratoria Infantil

En la actualidad existe un aumento considerable de las enfermedades respiratorias infantiles. Tales como los catarros, bronquiolitis, bronquitis, neumonías, etc. Nuevos virus y bacterias que hacen que los niños convivan constantemente con los mocos. Esto afecta de manera muy importante al bienestar del niño y de toda la familia.

Aquí es donde la fisioterapia respiratoria para bebes y niños cobra una gran importancia.

  • Disminuye e incluso elimina la tos.
  • Elimina las secreciones que se acumulan desde la nariz hasta las zonas más profundas de los pulmones.
  • Evita complicaciones e ingresos.
  • Mejora la alimentación y el sueño.
  • Disminuye la cantidad de medicación que necesitan y hace que ésta sea más eficaz.

 

¿Es dolorosa la fisioterapia respiratoria?

 

En Fisuma usamos una serie de técnicas de fisioterapia respiratoria que están basadas en la anatomía y fisiología respiratoria del bebe o niño, que son indoloras, sin efectos secundarios, muy efectivas y con resultados inmediatos. Siempre respetando la regla del no dolor cada día más instaurada dentro del mundo de la fisioterapia.

Es normal que los bebes lloren durante la sesión, pero esto es beneficioso porque nos ayuda a movilizar las secreciones.

En base a todo esto cada vez más pediatras recomiendan la fisioterapia respiratoria infantil.

 

¿En qué casos está indicada la fisioterapia respiratoria infantil?

 

  • Catarros o infecciones de vías altas.
  • Bronquiolitis.
  • Bronquitis.
  • Asma.
  • Neumonías.
  • Atelectasias.
  • Bronquiectasias.
  • Fibrosis quística.
  • Deformidades torácicas y vertebrales: escoliosis, cifosis, pectum excavatum...
  • Enfermedades neuromusculares o parálisis cerebral.
  • Prematuridad.
  • Enfermedad de Kartagener o discinesia ciliar primaria.
  • Displasia broncopulmonar.
  • Todas aquellas enfermedades que cursen con aumento de secreciones.